Una capilla llena de gente